Las angulas son, junto con el caviar, el besugo y la langosta, uno de los productos del mar más caros que se pueden encontrar y un kilo de angulas puede llegar a costar hasta mil euros.

El precio de las angulas convierte a este manjar marino en verdaderas joyas de la mesa española y uno de los platillos que coronan las cartas de los restaurantes más exclusivos.

Los motivos que hacen que comprar angulas sea un lujo son muy simples: escasean y son difíciles de pescar porque requiere de gran esfuerzo y constancia, puesto que esto se hace por la noche, cuando los alevines remontan los ríos, y se pescan con pequeñas redes de forma artesanal, y en muchas ocasiones sólo se logra conseguir unos pocos gramos del exclusivo fruto de mar.

Sumado a esto, la pesca de las angulas, que son alevines de anguilas, tiene restricciones y sólo es permitida su captura en determinadas épocas del año por razones ecológicas.

Pese al costo, comprar angulas es un placer que muchos no desean prohibirse, especialmente en épocas especiales como la decembrina en la que el precio de angulas puede aumentar considerablemente.

El lugar donde es más fácil pescar angulas es en la desembocadura del río Miño, en España. Debido al elevado precio de las angulas los comercios elaboran un sucedáneo a base de surimi de abadejo, llamado gula.

No obstante, la población de angulas del Miño ha comenzado a escasear, razón por la que las autoridades ibéricas implementaron nuevas normativas para la pesca de este manjar, razón por la que el precio que se tiene que pagar por la exquisitez sea aún más elevado.

Comprar angulas es sin duda un placer que sólo pueden darse paladares privilegiados, sin embargo algunos están dispuestos a pagar cualquier costo con tal de disfrutar de esta delicia.

Posted on: diciembre 13, 2014
Categories: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*