El marisco gallego tiene la fama de ser el mejor del mundo, no en vano los deliciosos platos que son elaborados con estos frutos del mar han traspasado las fronteras españolas y han adquirido fama en todas partes del mundo.

Esta fama de los mariscos de Galicia se explica a través de dos razones fundamentales, la primera de estas es la calidad de las aguas gallegas que se caracterizan por disponer de unas rías con una biodiversidad y una riqueza inigualable.

La segunda razón que los científicos dan para entender el por qué de la variedad de mariscos en el mar de Galicia es la de la temperatura del agua que ofrece las condiciones idóneas para que la vida marina prospere.

Otros aspectos que hace que los mariscos gallegos sobresalgan en todas partes del mundo, es el sabor particular que tiene, además de la textura y color, que hacen que estos resalten de cualquier platillo donde sean añadidos.

Sumado a esto, algo que también favorece al reconocimiento de los mariscos de Galicia es la arraigada tradición marinera de este pueblo que cuenta con la sabiduría para seleccionar los frutos del mar que son de mejor calidad.

La experiencia de los gallegos en el arte de la pesca es de más de tres mil años, tiempo suficiente para perfeccionar y conocer este oficio mejor que nadie

Nada puede resultar más placentero en el mundo que comer platos hechos con mariscos gallegos como el pulpo, los suculentos calamares o los apetitosos mejillones. Este es sin duda un gusto que toda persona debe darse en algún momento de su vida.

Posted on: noviembre 22, 2014
Categories: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*